¿Existe discriminación en algunos puestos de trabajo?

You may also like...

  • мarcianitos

    Soy Trabajador Social de formación, porque no ejerzo no por voluntad propia, y diría que este post me parece hasta inadecuado. Nunca he tenido problemas en la universidad con el hecho de que la mayoría de fuesen mujeres, excepto algún “todas” inclusivo y perversión del lenguaje, pero en fin.. tonterías. Pero vamos, te aseguro que o hablas con desconocimiento de causa o no te has puesto en el lugar de un trabajador social hombre. Primero, es rotundamente falso que en muchas ofertas de empleo se pida que sea de género masculino, suele ser al revés.Y en temas delicados como violencia de género un trabajador social varón jamás tendrá la oportunidad de trabajar. Y te voy a dar un ejemplo de lo absurdo que pueden ser las cosas: En la bolsa de empleo del Ayuntamiento de Avilés eran 10 los admitidos, 8 mujeres y 2 hombres, para tres plazas. Pues bien un allegado mío tenía la máxima puntuación pero como dan un punto extra por discriminación positiva a las mujeres a él no le dieron la plaza. No estoy en contra de la discriminación positiva, creo que a nuestra sociedad todavía le queda mucho para alcanzar la igualdad de género, pero en nuestra profesión? Que el 90% de los titulados son mujeres?
    En fin, no quería ser demasiado incisivo, sólo quería hacerte llegar mi visión de las cosas.

    • Sara

      Hola Marcianitos! siempre escribo post con información personal, es decir, cosas que me han pasado. Además, en cada artículo, expongo mi opinión. Cada persona es libre de pensar como le plazca. En la ciudad donde vivo ya he visto 2 ofertas de trabajo donde solicitaban un varón explícitamente. Quizá por el mero hecho de que un hombre, físicamente, suele ser más fuerte y, por ello, es ideal para trabajar en un centro de menores. No creo que sea otro el motivo ya que el/la Trabajador/a Social tiene la misma preparación. A mi esto me indigna ya que yo puedo imponer lo mismo que un hombre que mida 2 metros (en el caso de que ese fuera el motivo del puesto). También te digo que el caso que tú cuentas tb me parece discriminatorio. Insisto, lo justo sería mirar la preparación y dejar de lado el sexo.

  • Sara

    Hola Marcianitos! siempre escribo post con información personal, es
    decir, cosas que me han pasado. Además, en cada artículo, expongo mi
    opinión. Cada persona es libre de pensar como le plazca. En la ciudad
    donde vivo ya he visto 2 ofertas de trabajo donde solicitaban un varón
    explícitamente. Quizá por el mero hecho de que un hombre, físicamente,
    suele ser más fuerte y, por ello, es ideal para trabajar en un centro de
    menores. No creo que sea otro el motivo ya que el/la Trabajador/a
    Social tiene la misma preparación. A mi esto me indigna ya que yo puedo
    imponer lo mismo que un hombre que mida 2 metros (en el caso de que ese
    fuera el motivo del puesto). También te digo que el caso que tú cuentas
    tb me parece discriminatorio. Insisto, lo justo sería mirar la
    preparación y dejar de lado el sexo

  • Marco Antonio López

    Me desempeñé como Trabajador Social durante 5 años en un albergue estudiantil indígena, y la profesión me gustó tanto que estudié la licenciatura en Trabajo Social, pero no pude terminarla por falta de dinero. En mi experiencia profesional me encontré con obstáculos para acceder a puestos de Trabajo Social en otras dependencias, pues el requisito infranqueable es ser mujer. Esto me sucedió en centros de rehabilitación, sistemas de asistencia, procuradurías de justicia, estancias infantiles, etc.

    Quiero citar la definición de Trabajador Social de la Federación Internacional de Trabajadores Sociales:

    “El Trabajador Social promueve el cambio social, la resolución de problemas en las relaciones humanas, y el fortalecimiento y la liberación del pueblo, para incrementar el bienestar. Mediante la utilización de teorías sobre comportamiento humano y los sistemas sociales, el trabajo social interviene en los puntos en los que las personas interactúan con su entorno. Los principios de los Derechos Humanos y la Justicia Social son fundamentales para el Trabajo Social”

    Resulta contradictorio que un Trabajador Social no pueda ejercer en cualquier ámbito por cuestiones de género.