¿ME SIGUES EN INSTAGRAM O FACEBOOK?

El Trabajo Social en el ámbito familiar

En mi día a día como Trabajadora Social de Atención Primaria atiendo a familias que están pasando por diversas dificultades. La mayoría de estas demandas suelen ser económicas, sin embargo, si habéis tenido oportunidad de trabajar con familias sabréis que, en muchos casos, no suelen percibir sus propias dificultades y somos los/as profesionales los/as que las detectamos.

El Trabajo Social en el ámbito de la familia

La familia, como sistema abierto, está compuesta de elementos que forman una unidad funcional regida por normas propias, su propia historia y en constante evolución. El crecimiento de una familia se produce por la relación de sus miembros entre sí y con otros sistemas ajenos a ella en una cadena sin fin de informaciones y retroalimentaciones. Además, está formada por diferentes subgrupos (subsistema conyugal, el filial, el parental, etc).

Y como todas las familias, poseen unas creencias bien integradas y que suelen ser compartidas por todos sus miembros: secretos; tabúes; rituales y una cantidad importante de variables que influyen en el día a día de los desarrollos de las relaciones entre ellos. En estos aspectos suelen influir factores tan lejanos en el tiempo como la educación que esos padres/madres han recibido y están transmitiendo a sus hijos/as; las relaciones de los padres con sus progenitores (abuelos), los patrones que se repiten o si los límites son abiertos, cerrados o difusos.

Y luego, aspectos más íntimos y complicados de descubrir sin profundizar en el análisis. Imaginad, por ejemplo, una madre o un padre que ha pasado por un duelo y no lo ha resuelto, o un ambiente de violencia familiar, adicciones, desempleo, etc. Podemos complicarlo todo lo que queramos. Y pensad cómo puede desarrollarse un/a menor en ese ambiente.

En definitiva, hablamos de que las familias son órganos complejos en los que intervienen múltiples agentes, y que requieren por nuestra parte un análisis correcto, ya que una de nuestras funciones como Trabajadores/as Sociales es detectar posibles dificultades por las que están pasando las familias, realizar una intervención y ofrecer herramientas que les faciliten su día a día.

La clave: Una buena formación

Pero para poner en marcha todos estos mecanismos, es importante aprender a detectar estas cuestiones. Es por ese motivo que la formación constante y el reciclaje es muy importante. Cuando empiezas a formarte específicamente para estas cuestiones te das cuenta de todo lo que has podido pasar por alto, o de cómo llegar las mismas conclusiones de una forma más eficaz.

La oferta es variada, pero si estáis trabajando actualmente y el tiempo es escaso (como es mi caso), particularmente os recomiendo buscar algo de formación en escuelas online, como INEFSO con la que además no tienes la necesidad de desplazarte. Y este caso concreto del que os he hablado hoy, ofertan un Máster Universitario en Intervención Social en el ámbito del menor y la familia.

Para más formación, os recuerdo que escribí hace unos años un artículo sobre Másteres para Trabajadores/as Sociales que se realizan en diferentes ciudades españolas. Ahí tenéis de diversas temáticas.

Foto: apsica

Salir de la versión móvil