¿ME SIGUES EN INSTAGRAM O FACEBOOK?

¿Es el Trabajo Social una profesión innovadora?

El Trabajo Social ha sido y continúa siendo una actividad basada en la innovación social: como práctica, como procedimiento, como agente de cambio social, como reformador, como intermediario en las aplicaciones de las leyes para la protección de los derechos sociales…

¿Es el Trabajo Social una profesión innovadora?

La irrupción de la Revolución Industrial y el consiguiente flujo migratorio a las ciudades supusieron un grave problema, expresado en situaciones nuevas, como el desempleo, la falta de alojamiento, las enfermedades provocadas por la falta de higiene, la pauperización de familias e individuos y la malnutrición, entre otros. El cambio innovador, que se propuso precisamente con las Charity Organization Societies, implicó reorganizar los recursos, las organizaciones y acciones con la introducción de un enfoque científico de los problemas. Se recolectó información sobre las y los usuarios de forma centralizada, a fin de optimizar los recursos y lograr una mayor efectividad. Se dio una transformación progresiva de las personas que ayudaban de manera voluntaria y muy centrada en la caridad a la profesionalización de este apoyo.

Esta primera organización de las sociedades caritativas, que se instituyó en Inglaterra, se exportó rápidamente a otros países, como EE.UU. La replicación indicó asimismo la difusión de la innovación hasta que el Trabajo Social, como disciplina, se extiendió por todo el mundo. La profesionalización iniciada por Richmond suposo una innovación de gran calado, porque cambió no solo la actividad de lxs trabajadores sociales sino también las propias leyes que los estados fueron creando sucesivamente hasta llegar al Estado del bienestar. La caridad fue sustituida por los derechos básicos, y no es algo gratuito sino un compromiso de carácter político.

Aunque la innovación social siempre ha estado muy ligada a la tecnología, el paradigma ha ido cambiando para dar paso a otras ciencias. Actualmente, es un tema imprescindible para las políticas sociales y económicas de países y entidades supranacionales como la Unión Europea.

La noción de innovación social apareció entre finales del siglo XX y principios del XXI en cuatro países: Nueva Zelanda, Australia, Canadá y Reino Unido (la Young Foundation irrumpió en el debate de la innovación social de forma decisiva. Fundada en 1954 por Michael Young, su objetivo era luchar contra la desigualdad y, precisamente, la innovación social fue la herramienta).

La innovación social parte, sobre todo, del sector no comercial de la sociedad. Ello implica claramente que no son solo las compañías las que innovan en base a objetivos económicos, sino que también las organizaciones no gubernamentales (ONG), las asociaciones sin ánimo de lucro y el tejido social en general son capaces de innovar, y al margen de los negocios. El Trabajo Social obviamente representa un sector crucial para la innovación y Mulgan lo cita expresamente porque considera que hay tres tipos de agentes en la innovación social: individuos, movimientos sociales y organizaciones. Otros agentes, como los gubernamentales y las empresas, pueden coordinarse con proyectos de innovación social, pero la innovación surge de la propia sociedad.

En 1985 se publica la revista Computing and Social Services. Ésta cambiará su nombre por más tarde Technology and Human Services hasta el presente, lo que indica la necesidad de explorar, compartir y repensar la tecnología desde el punto de vista de lxs Trabajadores Sociales (se comienzó a experimentar, en la década de 1990, sobre las posibilidades de la ayuda on-line).

Actualmente, el Trabajo Social se define entre dos ejes: el cambio individual y el cambio social, dependiendo de dónde se sitúe la raíz del problema (Barahona, 2015). Se nos considera agentes de cambio. El Trabajo Social contemporáneo trata de dar respuesta a los problemas acuciantes de la sociedad actual y, sin lugar a duda, debemos tener un prisma innovador.

¿Acaso no lo hemos sido durante estos meses con la COVID? hemos tenido que reinventarnos.

 

Texto: “¿Qué es la innovación social? El cambio de paradigma y su relación con el Trabajo Social” de Adoni Alonso Puelles y Javier Echeverría Ezponda.

Foto: juroga

Salir de la versión móvil