¿ME SIGUES EN INSTAGRAM O FACEBOOK?

La sexualidad en personas con discapacidad

El sexo es un tema casi tabú en nuestra sociedad. Aunque depende de muchos factores (del colegio al que vayas, de la ciudad en la que vivas, del país en el que residas, de tu familia, de tu entorno, etc) recibes más o menos formación al respecto pero, por lo general, siempre insuficiente y muchas veces más orientada al tema de prevenir el embarazo que a otra cosa.

¿Cómo se informa sobre sexualidad?

Tratar el tema desde un enfoque del disfrute, sobre las expectativas, el porno machista que se consume… ya se va abriendo paso cada vez más pero aún queda mucho por hablar acerca de esto. Una sociedad formada e informada es una sociedad libre para elegir.

Imagino que ya sabréis que trabajo en una ONG y realizo diversos talleres con mujeres. Varias veces hemos realizado, con el apoyo de una sexóloga, talleres con mujeres de diferentes nacionalidades. Es muy interesante saber cómo se vive el sexo en diferentes culturas. También lo hemos realizado con personas mayores (os sorprenderían lo abiertas que son) y con padres/madres para mostrarles pautas y consejos para que traten el tema con sus hijos/as.

La sexualidad en personas con discapacidad

Hoy me gustaría que pudiéramos reflexionar sobre la sexualidad en personas con discapacidad. Para quien sigáis las redes sociales de Nosoyasistenta, habréis visto varias opiniones sobre la discapacidad y los/as profesionales sexuales. Si el tema del sexo es ya tabú (y complejo de por sí) este ya ni os cuento.

Yo no estoy formada en este tema y no tengo aún una opinión sobre él pero vengo a invitaros a reflexionar. Primero de todo, ¿el sexo es una necesidad? ¿es un Derecho?

He conocido de cerca a mujeres que ejercen prostitución. Todas tienen en común algo y son las situaciones de pobreza de las que provienen. Diría que la mayoría desconocían que iban a ejercer de esto. Incluso os cuento que he llegado a atender a mujeres con grandes mafias detrás a quien hemos intentado apoyar para salir de ahí. No voy a hablar de si se debe o no abolir la prostitución; si se debe legalizar… (esto si queréis lo dejamos para otro post) y os cuento esto para que sepáis la sensibilidad que puedo tener con el colectivo.

También conozco de cerca a personas con discapacidad. Que hay varios tipos de discapacidad con sus grados correspondientes es algo que todas las personas sabemos. Una persona, por ejemplo, con trastorno del espectro autista en grado tres (el más grave) quien no controla sus esfínteres; quien no habla; quien se muestra alterado; quien necesita apoyo para realizar cualquier actividad básica de la vida diaria… tiene necesidad sexual y por eso se toca los genitales y se los toca en cualquier lugar en el que se encuentre. Esa persona, como es lógico, no ha tenido ningún tipo de acercamiento sexual (ni autónomo, ni acompañado) por la gravedad de su enfermedad pero se toca porque siente placer. Ante un comportamiento alterado diario se recomienda la necesidad de que pueda tener relaciones o masturbarse pero no puede hacerlo solo.

Las hormonas que se liberan provocan felicidad y relajación. ¿Quizá podría tener un comportamiento más relajado y descansar más? (esto repercutiría en él/ella, en sus familiares que le cuidan, en lxs profesionales que le tratan…) ¿quizá podría tomar, incluso, menos medicación gracias a esto?

No existen profesionales que puedan apoyar a estas personas que se encuentran en esta situación tan grave. Además, es un tema tan delicado que ni siquiera es fácil de hablar en ningún lugar.

Debemos leer mucho al respecto y profundizar en este tema antes de opinar pues existen multitud de situaciones desconocidas para nosotros/as que nos pueden hacer pensar en posibles soluciones.

Aquellas personas que habéis participado en Instagram opinando al respecto han recomendado:

Gracias por participar. Seguimos.

 

Foto: asociacionsmithmagenis

Salir de la versión móvil