¿ME SIGUES EN INSTAGRAM O FACEBOOK?

Mecanismos defensivos: fijación y regresión

Los mecanismos defensivos cumplen la función de protegernos de la ansiedad de las amenazas, no combaten las causas sino la ansiedad misma. Todo el mundo los utiliza cuando la ansiedad sobrepasa cierto nivel, pero sólo son perjudiciales cuando se recurre demasiado a ellos. Hablamos de dos mecanismos defensivos que tenemos que tener en cuenta al tratar con usuarios.

Mecanismos defensivos: fijación y regresión

El YO es la instancia reguladora de la energía psíquica que poseemos y ha de enfrentarse a los peligros del exterior. El YO ha ha de regular la líbido del ELLO y la severidad del SUPERYO. Su función es hacer frente a la realidad externa y a sus demandas tomando decisiones. A veces, por situaciones adversas en el desarrollo madurativo y evolutivo, este YO no ha adquirido los recursos necesarios para hacer frente a la realidad y aparecen sentimientos, pensamientos o acciones que se consideran amenazadoras, empleándose para hacerlas frente, mecanismos defensivos. Ningún ser humano puede vivir bajo la tensión constante o el miedo, por lo que se crean defensas para protegerse y evitar sentimientos y sensaciones desagradables.

Fijación: es el estancamiento de la evolución psicológica de las personas, en relación con los demás y lo que hay fuera. Se puede producir por un apego exagerado a un determinado objeto sea interno o externo, siendo este apego negativo ya que determina el crecimiento psicológico y hace que se establezca en estas personas como forma de relación normal. La fijación puede sarse por un apego exagerado a un objeto externo (ej. sobreprotección de una madre hacia su hijo) o por un objeto interno que proviene del exterior y es gratificante (ej, comer, beber o tomar tóxicos en momentos de crisis). Estas personas suelen ser inmaduras, infantiles e incapaces de equilibrar las demandas del YO en las relaciones adultas ante el ELLO y el SUPERYO.

Regresión: se refiere a los retornos primitivos de gratificación y de comportamiento. Consiste en adoptar en un momento determinado de la vida, y ante una situación estresante, comportamientos o actitudes propios de etapas anteriores. (Ej, niños que habiendo superado su etapa de desarrollo infantil, cuando tienen un hermanito empiezan a hacerse pipi, chuparse el dedo…). Utilizar este mecanismo alguna vez no es malo. El problema viene si se queda en nuestra vida cotidiana demasiado tiempo o, para siempre.

Salir de la versión móvil