¿ME SIGUES EN INSTAGRAM O FACEBOOK?

Medidas para luchar contra la violencia de género en el medio rural

He vivido la mayor parte de mi vida en el medio rural y conozco de cerca esta problemática: el maltrato se ceba con mayor dureza con las mujeres del campo que tienen menos medios específicos para encararlo. El silencio es mayor en los municipios pequeños.

La mujer en el medio rural es aún más vulnerable a la violencia de género porque: en el entorno rural los patrones de conducta machista se han perpetuado; las personas tienen menos acceso a la información y a la formación sobre violencia de género; están menos sensibilizad@s; se percibe a la familia como el bien supremo; estos medios son entornos donde todas las personas se conocen y esto puede causar vergüenza a la víctima; las mujeres no suelen ser independientes económicamente; no tienen tantos recursos para denunciar; la distancia geográfica de ese pueblo a la ciudad más cercana donde suele haber más recursos sociales, es otro problema añadido y quizá la mujer no conduzca; es más difícil que se pongan en práctica medidas judiciales como las órdenes de alejamiento; etc.

La Federación de Asociación de mujeres rurales (Fademur) presentó ante la Subcomisión para un Pacto de Estado en materia de violencia de género del Congreso de los Diputados un catálogo de las siguientes 15 medidas:

15 medidas contra la violencia en el medio rural

  1. Desarrollar un protocolo de actuación ante la sospecha de que una mujer es víctima de violencia de género, que permita valorar situaciones de riesgo, especialmente dirigido a profesionales sanitarios de atención primaria, que active la red de recursos.
  2. Desarrollar un programa específico, impartido por personal especializado en violencia de género, para la formación de profesionales sanitarios, de servicios sociales, de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, que ejerzan en el medio rural.
  3. Desarrollar una gran campaña de sensibilización focalizada en el medio rural, que contemple sus singularidades, en la que las mujeres se vean reconocidas y que sea sostenida en el tiempo.
  4. Devolver a los ayuntamientos menores de 20.000 habitantes las competencias que, en materia de lucha contra la violencia de género, les restó la Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local, y que supuso la desaparición de múltiples puntos de información en el medio rural.
  5. Continuar extendiendo a los municipios rurales las infraestructuras necesarias para asegurar el acceso a banda ancha, al objeto de garantizar la igualdad de las condiciones de acceso, a través del diseño de un plan de inversiones e incentivos a las empresas para eliminar las zonas de sombra en un período de 12 meses.
  6. Mejorar la accesibilidad del Servicio Telefónico de Atención y Protección para víctimas de violencia de género (ATENPRO) para las mujeres del ámbito rural, garantizando soluciones alternativas en caso de ser necesarias.
  7. Apoyar a las asociaciones de mujeres rurales para el desarrollo de programas dirigidos a la prevención integral de la violencia de género, así como programas de empoderamiento, aumento de la autoestima y el desarrollo de campañas específicas adaptadas al medio rural.
  8. Implicar a toda las administraciones para garantizar una Red en materia de violencia de género en el medio rural, activa y funcional.
  9. Promover el acceso de las mujeres rurales al mercado laboral, desarrollando itinerarios de inserción sociolaboral y un Plan de Empleo para Mujeres en las Zonas Rurales.
  10. Desarrollar los incentivos que contempla la Ley de Titularidad Compartida de las Explotaciones Agrarias para facilitar la igualdad de oportunidades en el sector agrario.
  11. Desarrollar respuestas innovadoras ante situaciones especialmente complejas: mujeres agricultoras y ganaderas cuya actividad está vinculada al territorio, que desarrollan su actividad y/o viven en zonas aisladas, en situación de riesgo y con dificultades de protección con los medios actualmente disponibles.
  12. Revisar y actualizar los datos que aparecen en la Web de Recursos de Apoyo y Prevención ante Casos de Violencia de Género (WRAP) referidos al medio rural.
  13. Garantizar, en colaboración con la FEMP, la creación de comisiones locales de igualdad, conciliación, correponsabilidad y violencia de género y puesta a disposición y difusión, a través de la FEMP, a las entidades locales de materiales, metodologías, herramientas y exposiciones propias del Instituto de la Mujer y para la Igualdad de Oportunidades (IMIO), en las que las mujeres rurales se vean reflejadas (imágenes del entorno rural, trabajos y formas de vida…)
  14. Mejorar las oportunidades de formación de las mujeres en el medio rural, abordando sus singularidades a la hora de impartir formación reglada en certificados de profesionalidad.
  15. Incorporar módulos de igualdad y lucha contra la violencia de género en todas las actividades formativas financiadas con recursos públicos.

El porcentaje más alto de mujeres víctimas de violencia de género proviene de zonas rurales y en el Pacto de Estado en materia de VG apenas se hace mención a esta problemática tan concreta que sufren mujeres de estas zonas.

Hay que deconstruir la mentalidad del hombre rurar y enseñar nuevas formas de ser hombre y mujer en este medio. Es trabajo de todas y todos y podemos poner nuestro granito de arena.

 

Salir de la versión móvil