¿ME SIGUES EN INSTAGRAM O FACEBOOK?

¿Qué es la participación infantil?

En los últimos años se ha visto un cambio respecto a la manera de gobernar, pasando de ser unidireccional a una nueva gobernanza donde todas las personas, incluidos niños, niñas y adolescentes, formen parte.

Dado que los municipios forman el nivel de gobernanza más próximo a las personas, juegan un papel vital a la hora de educar, movilizar y responder a las necesidades públicas. Por ello, las políticas públicas deben potenciar esta participación ciudadana ya que es un derecho de las personas.

El siglo XX supuso un cambio de paradigma para la infancia a raíz de la Convención de los Derechos del niño/a aprobada como tratado internacional el 20 de noviembre de 1989. El principal giro supuso que los niños y las niñas pasasen de ser objetos de tutela a sujetos de derechos con capacidad de ejercicio de ciudadanía. Además de la Convención de los Derechos del niño/a, existen diversas leyes que fomentan la creación de mecanismos participativos dirigidos a las personas menores.

Según Unicef, la participación infantil es un derecho y uno de los 4 principios fundamentales de la Convención sobre los Derechos del niño/a. También es una responsabilidad ya que implica compartir las decisiones que afectan a la vida propia y a la vida de la comunidad en la cual se vive.

La participación infantil es garantizar que el niño, la niña y la persona adolescente esté en condiciones de formarse un juicio propio, así como expresarse libremente sobre las situaciones que les afecten, teniéndose en cuenta las opiniones del niño/a en función de su edad y madurez.

Por estos motivos, se hace imprescindible impulsar el papel de los y las niñas como agentes participativos del municipio ya que apenas disponen de estos espacios. Reconocer que tienen formas propias de interpretar el mundo, de actuar, de pensar, de sentir y de discutir sobre diversos temas es algo innovador y cambia radicalmente la mirada existente sobre la infancia.

Tras la reciente investigación que he realizado sobre esta temática como TFM del Máster que he finalizado, he podido averiguar diferentes aspectos que, si te interesa el tema, te invito a que consultes en la web: participacioninfantil.

La participación ciudadana es un derecho y los municipios deben llevarla a cabo por lo que últimamente están saliendo diferentes ofertas laborales para que diferentes profesionales realicen esta función de movilizar a la ciudadanía. Aunque no hay un perfil concreto de qué profesional puede/debe hacerlo, lo cierto es que son varias las ventajas de que los y las trabajadoras sociales pudiéramos hacerlo ya que está muy ligado al trabajo social comunitario.

¿Es este un nicho de mercado que los y las trabajadoras sociales podemos explorar?

Salir de la versión móvil