La mujer a través de la historia

A lo largo del tiempo han existido movimientos de lucha por los derechos de las mujeres. Gracias a la lucha de aquellas que se negaron a someterse a los moldes y corsés de la sociedad patriarcal, de aquellas que cambiaron “su mundo” y sembraron las semillas, hoy hemos conseguido avanzar. Sin embargo, queda mucho por hacer.

mujeres

En el siglo XVIII Olimpia de Gouges reescribió la “Declaración de los Derechos del hombre y del ciudadano” y la convirtió en la “Declaración de los Derechos de la mujer y de la ciudadana”; defendió la igualdad entre el hombre y la mujer; realizó planteamientos sobre la supresión del matrimonio (divorcio); fue precursora de la protección de la infancia. Sus trabajos fueron profundamente feministas y revolucionarios. Fue detenida y decapitada.

Durante la segunda mitad del siglo XIX, en el seno del Movimiento sufragista, las mujeres fueron muy activas por la abolición de la esclavitud en EEUU, tomando conciencia de que las mujeres no tenían muchos más derechos que las y los esclavos. El movimiento sufragista inaugura un movimiento masivo que merece ser conocido como una referencia de lucha por la justicia y la libertad.

Emma Goldman fue una de las pioneras en la lucha por la emancipación de la mujer.

8 de marzo de 1911. Fueron mujeres burguesas las que abrieron el camino de las ideas, pero fueron las mujeres humildes y las explotadas en las fábricas las que reunieron la energia suficiente para provocar cambios. Mujeres como las que murieron en el incendio de una fábrica de textil de Nueva York, en marzo de 1911, en cuya memoria surge la idea de fijar una fecha para el reconocimiento, inicialmente, de las mujeres “trabajadoras”, después, de todas las mujeres del mundo.

Los derechos humanos son también derechos de las mujeres. Aunque se interpretan y aplican desde lo masculino, desde hace algunas décadas se empieza a hablar de los derechos humanos de las mujeres. El derecho a ser reconocidas como seres humanos, como personas con dignidad; a no ser un objeto sexual; a vivir una vida libre de violencia, sin maltrato físico, emocional, sexual o económico; el derecho a la igualdad de oportunidades y el acceso a recursos productivos para la entrada en el mercado laboral; el derecho a la salud sexual y reproductiva, a la planificación familiar y a la libre elección de la maternidad. El derecho a la vida.

¿Cómo exigir nuestros derechos?

Conocerlos y hacerlos propios es el primer paso para un adecuado ejercicio de derechos, así como reconocer la discriminación en cualquier ámbito, identificarla y denunciarla. Callar y mirar hacia otro lago no ayuda a avanzar en materia de derechos de las mujeres.

¿ME SIGUES EN INSTAGRAM?

You may also like...