11 consejos para prevenir el desgaste en el Trabajo Social

Hoy he asistido a una charla sobre las consecuencias de trabajar con personas que sufren; el desgaste por empatía en el Trabajo Social. Me ha parecido un tema interante y vengo a compartirlo con vosotras/os.

desgaste

Desgaste por empatía

El desgaste por empatía, también conocido como fatiga por compasión, es la consecuencia natural derivada de trabajar con personas que sufren. Trabajar con historias de dolor abre la puerta a sentir y experimentar lo que sienten los y las clientes. Se ha demostrado que una escucha cercana y sincera; establecer vínculos y relaciones terapéuticas con personas y/o familias que experimentan situaciones traumáticas o dolorosas puede tener consecuencias sobre el/la profesional que ofrecemos el apoyo. Los y las Trabajadoras Sociales estamos expuestas a la escucha de traumas, angustia y dolor que narran las personas y sus familias. El Trabajo Social es una de las profesiones humanas por excelencia que puede generar tanto satisfacción como desgaste a los profesionales que la ejercemos. En los despachos está presente el sufrimiento a través de las historias narradas y sentidas que fluyen de las conversaciones. Reconducir el malestar que sufre el usuario/a hacia una situación emocional más positiva no es tarea fácil sino un complejo y minucioso acompañamiento.

Elena Cuartero Castañer es una Trabajadora Social que ha realizado un Doctorado en este tema y podréis encontrar información al respecto en internet. Ella contaba que 1/3 Trabajadores/as Sociales en España está experimentando niveles altos de desgaste por empatía. Por ese motivo nos ofrece estrategias que poder llevar a cabo en nuestro día a día para poder prevenir/paliar este problema y que os detallo más abajo.

En primer lugar sería interesante medir vuestro nivel de fatiga de compasión y satisfacción es realizar el cuestionario de H.Stamm de 2005: “escala sobre la calidad de vida profesional (PROQOL IV)”. El mismo cuestionario os dará resultados sobre la escala de satisfacción; escala de burnout y escala de fatiga por compasión.

Por otro lado, la Escala de conductas de autocuidado para Trabajadores Sociales; adaptación de la escala de conductas de autocuidado para psicólogos clínicos (EAP) de Guerra Rodríguez, Morales y Betta de 2008 es un test para medir si nos autocuidamos. El autocuidado sería la estrategía principal para prevenir/paliar/sobrellevar el desgaste.

Consejos de autocuidado personal:

  1. Manejo de la carga de trabajo: tomarse pequeños descanso a lo largo del día; no hablar de trabajo cuando no estoy en el trabajo; protocolos para facilitarnos el trabajo; guías de trabajo; cuantificar las cargas, etc.
  2. Atención en el rol profesional: reconocer que el/la usuaria es el autor/a de su vida; identificar cuál es mi papel.
  3. Atención en las reacciones: prestar atención al cansancio relacionado con las experiencias; autoconocimiento personal y profesional; prestar atención cuando conecto con una historia o trauma de mi propia historia al verte reflejada…
  4. Apoyo profesional: supervisión grupal; defender las necesidades formativas de mi trabajo.
  5. Desarrollo profesional: leer material relacionado con el desarrollo profesional; ir como mínimo a conferencias 2 veces al año.
  6. Revitalización y generar energía: organizar mi lugar de trabajo para que sea más placentero; recordarme a mí mismo/a la pasión por mí trabajo con cosas tangibles.
  7. Sociabilización: compartir tiempo y espacio (invertir tiempo de calidad con la familia; buscar espacios para la diversión y el contacto con amigos/as; dedicar un tiempo al subsistema conyugal; dejar un espacio semanal para practicar hobbies…)
  8. Actividad física: hacer deporte de forma rutinaria
  9. Alimentación equilibrada y ecológica: respetar los horarios de ingesta de comida; comer productos ecológicos variados, bajos en grasas y azúcares.
  10. Descanso mental y corporal: introducir a la rutina semanal actividades que relajen el cuerpo y la mente; tiempo y espacio para uno/a mismo/a; en momentos de alto estrés realizar actividades para bajar la tensión; respetar las vacaciones; descanso diario nocturno…)
  11. Autoestima: realizar actividades que generen felicidad como podría ser ir a la peluquería, fisioterapeuta, un spa…

Foto: pinterest

¿ME SIGUES EN INSTAGRAM?

You may also like...