La belleza de Holanda

holanda

Un día alguien me contó un cuento, muy especial; un cuento que podríamos contarle a todos aquellos padres que tienen un hijo con dicapacidad. Padres que pese a no esperarlo, han sabido mantener la alegría cada día y ahora luchan porque su hijo tenga un futuro mejor.

La belleza de Holanda

Cuando unos padres esperan un hijo están muy ilusionados y quieren que todo salga bien. Si tienen un hijo con alguna discapacidad, se les “cae el mundo encima”. Vamos a comparar esta situación con un viaje.

Imaginad una feliz pareja que ha organizado su luna de miel a Italia ya que es el destino con el que siempre habían soñado. La pareja se organiza para tal viaje, compra guías, aprende algunas frases del idioma… en definitiva, están muy emocionados. Después de unos meses de ávida anticipación, finalmente llega el día. Preparan las maletas y con alegría emprenden el viaje en avión. Unas horas después la azafata dice: Bienvenidos a Holanda.

  • ¿Holanda?- exclama la pareja. ¿Qué quiere usted decir con Holanda?. ¡Yo pagué para ir a Italia¡ ¡Toda mi vida he soñado con ir a Italia¡.
  • ¡Ha habido un cambio en el plan de vuelo!. El avión ha aterrizado en Holanda y allí debemos quedarnos. Lo importante es que no os han llevado a un lugar horrible, repugnante, sucio, lleno de pestilencia, hambre y enfermedad. Es simplemente un lugar diferente.

La pareja, que ha llegado a un lugar que no esperaba, tendrá que volver a organizarlo todo, comprar otras guías, aprender otro idioma… Al principio puede ser algo frustrante.  Pero en realidad, sólo se trata de un lugar diferente.

Holanda puede ser menos deslumbrante que Italia. Sin embargo, una vez pases un tiempo en Holanda te encantará. Una vez la calma llegue… comenzamos a notar que Holanda tiene molinos de viento, tulipanes, incluso Rembrandts.

Todas las personas que conocemos están ocupadas viajando hasta Italia y todos presumen de lo bonita que es, el buen tiempo que hace, la alegría de sus habitantes… Aunque esa pareja también querría estar allí como las demás, lo cierto es que Holanda también puede ser maravillosa, sólo tenemos que verlo. Ese dolor nunca desaparecerá, porque la pérdida de ese sueño es una pérdida muy significativa. Pero si gastamos la vida lamentándonos del hecho de no haber llegado a Italia, nunca podremos ser libres de disfrutar de las cosas encantadoras que hay en Holanda.

¿ME SIGUES EN INSTAGRAM?

You may also like...