Historias increíbles en el siglo XXI

discriminacion

En pleno Siglo XXI y aún continuamos viviendo historias increíbles. Esta semana he leído dos casos que me han sorprendido mucho y vengo a contaros:

Historias increíbles en el siglo XXI

  1. En Calvià, un pueblo de Mallorca, los Guardias Civiles tienen un protocolo diferente dependiendo del color de la piel. Al parecer, las instrucciones dicen que si el detenido es de color, no hay que avisar a los familiares si antes no se ha consultado al jefe de área. De ser cierto, este hecho atenta contra los Derechos Humanos de las personas. Las instrucciones sobre cómo tratar a los detenidos negros fueron dadas por escrito a los agentes el pasado 8 de julio por la teniente comandante del puesto de Palmanova. La Asociación Unificada de Guardias Civiles ha denunciado este hecho.
  2. Hoy mismo he leído en el periódico y he visto después en televisión, el caso de un joven homosexual residente de Jaen, que acudió a la médica de cabecera porque sufría ansiedad, insomnio y vómitos. Al parecer, esta señora relacionó esos síntomas con su condicción sexual y, le recomendó un tratamiento para curar la homosexualidad (me hubiera gustado escuchar en qué consiste ese tratamiento). “Me dijo que me hiciera pruebas y análisis porque los gais tendemos a pillar muchas enfermedades y a propagarlas. Y me decía que yo tenía que comprender que eso es antinatural, y que mi problema, y todo el trastorno, lo tenía en la cabeza” afirma el joven, que ha denunciado a la médica.

No sé cuál es el motivo por el cual, en pleno siglo XXI, vivimos este tipo de situaciones. Sólo espero que algún día, una persona homosexual no tenga que esconderse y una persona inmigrante sea tratada con respeto.

¿ME SIGUES EN INSTAGRAM?

You may also like...