Desmontando mitos sobre los inmigrantes en España

inmigración

  • Cuando un inmigrante llega a España sin un contrato laboral previamente establecido (la mayoría), puede empadronarse con su Pasaporte. Una vez empadronado debe esperar 3 años para poder pedir el permiso de trabajo y residencia por arraigo (además de reunir otros requisitos). Por ello, se fomenta que estas personas tengan que buscar trabajos en “negro” y solicitar ayudas para poder subsistir esos 3 años. De ahí que muchas personas inmigrantes acudan a entidades sociales.
  • El acceso a los Servicios Sociales es un Derecho reconocido. Las ayudas se basan en la situación socioeconómica personal o familiar, no la nacionalidad. Esto es, puede acceder todo el mundo en igualdad de condiciones. No podemos controlar que haya nacionales que estén pasando una situación de dificultad y no vengan a solicitar cita con Trabajadora Social. De ahí pueden confluir 3 cosas: tienen más facilidad de encontrar otro trabajo; buscan ayuda de familiares y el factor vergüenza. Ojalá todas las personas, fueran de donde fueran, solicitaran de nuestra ayuda ya que estarían valorando nuestro trabajo.
  • Un inmigrante que no puede tener un trabajo estable hasta que no esté 3 años empadronado (explicado en el punto 1) pero sí puede solicitar algunas ayudas económicas (por ejemplo la Renta de Inclusión cuando lleve 1 año empadronado), se están fomentando las ayudas asistenciales desde el Gobierno/CCAA/Municipios con sus Leyes y no las generamos las TS.
  • Algunos casos de delincuencia pueden estar provocados por personas que necesitan dinero para poder cubrir sus necesidades básicas. Algunas de las ayudas que gestionamos pueden tener esa finalidad. Las personas tienen que comer, pagar su casa, sus recibos y vivir y para eso hace falta dinero. (Ojo: la delincuencia puede darse en personas de cualquier nacionalidad).
  • Creedme que un inmigrante no se hará rico con las ayudas de los Servicios Sociales (ni con las de otras entidades privadas) que tenemos en España. Ojalá tuviéramos un Estado del Bienestar tan fuerte como para ayudar a todo el mundo. ¿Hay que tenerle tanto odio a alguien, por ejemplo, por haber recibido una ayuda de 300€ para pagar un mes de alquiler?.
  • Los inmigrantes no solo llegan en patera. A veces nos han juzgado a los/as TS de estar en las playas “recogiendo” a esas personas sin pensar en el trato humano que podamos ofrecer. Tampoco se sabe que la Guardia Civil está ahí para llevarse a esas personas a los CIE (que hablaré en el siguiente punto). Las personas migrantes también llegan en avión con un visado de turista. Hay que conocer el proceso migratorio. España es uno de los principales puntos de entrada a la Unión Europea. Quizá sea el momento de que los/as Políticos se sienten a crear una política migratoria común para la UE.
  • Las personas que llegan en patera y que no pueden ser inmediatamente expulsados ingresan en los Centros de Internamiento para Extranjeros, los CIE. No son cárceles pero la parecen. La existencia de estos centros es polémica desde su  nacimiento. Los inmigrantes que ingresan en los CIE quedan en una especie de limbo jurídico.
  • España tiene acuerdos de devolución con una veintena de países. Estos acuerdos permiten a nuestro país agilizar la expulsión de las personas que llegan a nuestras costas. Según cifras de Eurostat, España ha expulsado a 189.540 inmigrantes en 10 años. Casi la mitad era de Marruecos. Le siguen, a bastante distancia, argelinos, bolivianos y brasileños.
  • En España hay personas que no quieren inmigrantes cuando lo que sucede es que no quieren inmigrantes en situación de pobreza (aporofobia). Los “guiris” que vienen de turistas sí son bienvenidos (aunque a veces la líen).
  • Los inmigrantes que vienen a mejorar su situación es porque les ha tocado la mala suerte de nacer en un país con menos oportunidades. Ellos/as suelen migrar a España en busca de una vida mejor. Los/as Españoles/as también lo han hecho a lo largo de la historia. Estos procesos han existido y existirán siempre. Valoremos la riqueza intercultural. 
  • El grueso de la población que emigra está en situación de pobreza o busca mejorar sus condiciones de vida, por lo que aceptan muchos trabajos que locales rechazan. Si tu vecino inmigrante está trabajando pregúntale por curiosidad las horas que hecha y el dinero que gana. Luego valora si tú cogerías ese trabajo.
  • “Nos quitan el trabajo a los españoles/as”. Si una persona sin estudios (por lo general); debiendo aprender nuestro idioma (en ocasiones)… te quita el trabajo es que quizá el que debas formarte más eres tú. Después, lucha porque las condiciones laborales de todas las personas que residan en España sean buenas y quizá así el/la mejor preparado/a sea el que se lleva ese trabajo y no el que cogería cualquiera para poder sobrevivir. La “culpa” no es de los inmigrantes sino de los/as empresarios/as que los quieren para pagarles lo mínimo.
  • España es uno de los países de Europa que menos peticiones de asilo concede. Según datos de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado, de un total de 13.350 resoluciones tramitadas en 2017, se concedieron tan solo 595 estatutos de refugiado, 4.080 reconocimientos de protección subsidiaria y ninguna por razones humanitarias. Actualmente, la mayoría de personas que están solicitando Asilo vienen de Venezuela.

 

Fuente:

vozpopuli

playgroundmag

¿ME SIGUES EN INSTAGRAM?

You may also like...