¿Qué es la violencia filio-parental?

La violencia filio-parental es el conjunto de conductas reiteradas de agresiones físicas (golpes, empujones…), verbal (insultos…) o no verbal (ruptura objetos apreciados…) dirigida a los padres, tutores, educadores, etc.

familia

Los medios de comunicación han reflejado, durante los últimos años, un incremento de lo que se puede denominar “tercer tipo de violencia intrafamiliar”, la violencia filio-parental. Se han multiplicado las denuncias de padres/madres agredidos por sus hijos/as.

Esta violencia comparte con el resto de los modelos la búsqueda del “control” y del “poder” en la familia. El nuevo perfil se refiere a las agresiones ejercidas por niños, adolescentes y jóvenes aparentemente “normalizados”, que proceden de cualquier estrato social. Es una violencia que se produce generalmente en escalada: comienza habitualmente con insultos y descalificaciones, pasa a amenazas y ruptura de objetos y finaliza con agresiones físicas con índole cada vez más severa. Esta violencia crece progresivamente y no se detiene ni siquiera cuando se consigue una sumisión absoluta, un pleno dominio y control por el terror.

Existen una serie de factores que influyen en este tipo de violencia familiar:

  • Factores sociales: los cambios sociales que se han producido en las últimas décadas han favorecido la aparición de nuevas dinámicas que han promovido la alteración de los equilibrios de poder en el interior de la familia, así como en la escuela (nuevos modelos de familia, cambio en el ciclo vital familiar, cambios laborales, etc).
  • Estilos educativos: la nueva VFP está más relacionada con un estilo permisivo-liberal (o punitivo no estricto), en el que no se establecen normas claras, ni hay un ejercicio consistente de la autoridad.
  • Factores individuales: se han señalado una serie de características de la personalidad que aparecen con mayor frecuencia en los agresores: baja autoestima, egocentrismo, impulsividad y ausencia o disminución de la capacidad empática. Además, se asocia también con frecuencia (trastorno de personalidad, etc).
  • Factores familiares: existen factores familiares que favorecen la aparición de VFP. Por ejemplo, experiencia en la familia de resolver los conflictos con violencia; padres excesivamente permisivos, sobreprotectores; violencia de género, etc.

¿ME SIGUES EN INSTAGRAM?

You may also like...