El banco de alimentos dona alimentos a entidades religiosas

monja

El banco de alimentos es una entidad que recoge alimentos (normalmente no perecederos) de comercios, empresas o particulares para su reparto entre la población más necesitada. Sin embargo, en una noticia de El Diario, hemos sabido que también lo donan a entidades religiosas.

¿Qué te parece?

El banco de alimentos dona alimentos a entidades religiosas

El objetivo del banco de alimentos es repartir comida a las personas que por su situación actual no tienen ni para comer. El Banco de Alimentos también suministra a, como apuntan en su web, “colegios, conventos y similares”. No parece muy ético que, parte de esta comida, se la coman monjas y religiosos, en sus propios comedores religiosos. Uno de los casos, que se ha conocido, que se aprovechan de este tipo de ayudas son S.O.S. Familia y Heraldos del Evangelio.

S.O.S. Familia y Heraldos del Evangelio emplean la comida que reciben no para beneficencia, no para comedores sociales, sino para los comedores propios de las organizaciones religiosas. Esta Asociación es una es una de las entidades que aparecen en el listado de diez páginas que proporciona el Banco de Alimentos. En un recuento de este listado se contabilizaron 116 organizaciones laicas frente a 334 religiosas, en su mayoría católicas y algunas evangélicas.

La labor de S.O.S. Familia, según su presidente, es la de “crear conciencia pública sobre la familia y la vida” por lo que su actividad es “pastoral” y no realizan una “actividad asistencial directa”. Por ello, los alimentos que recogen del Banco no se reparten entre familias necesitadas sino que son usados para ayudar a mantener esta estructura pastoral y evangelizadora. Me parece incoherente que esta ONG recoja alimentos para su propio uso y se los quiten a otras personas que realmente están necesitadas. Al fin y al cabo, el Banco de alimentos no tiene muchos recursos propios para abastecerse.

Citar que, según el folleto del Banco de alimentos, las entidades benéficas legalmente reconocidas que recogen los alimentos de manera gratuita están “dedicadas al apoyo y cuidado directo de personas necesitadas: familias, ancianos, discapacitados, inmigrantes, niños pobres, enfermos de sida, drogadictos en recuperación y personas en riesgo de exclusión”. Como podemos ver, en esta lista no incluyen religiosos ni monjas. Lo más curioso de todo es que una vez que recogen estos alimentos se los comen en “un chalé en El Viso, un barrio de importante nivel adquisitivo del madrileño distrito de Chamartín”.

 

¿ME SIGUES EN INSTAGRAM?

You may also like...