La importancia de la oratoria en el Trabajo Social

“La oratoria es el arte de hablar en público con elocuencia, con la finalidad de persuadir o conmover al auditorio”. La oratoria es una habilidad indispensable para la profesión de Trabajo Social. Pocos/as son los profesionales que desarrollan una actitud positiva frente a la oralidad del TS y la organización de la información que queremos trasmitir.

oratoria trabajo social


La oratoria en Trabajo Social es indispensable en diferentes ámbitos, por ejemplo, a la hora de defender y presentar informes sociales, proyectos, trabajos académicos o gestión de la información con carácter social y empresarial; en el Trabajo Social grupal cuando realizamos talleres con diferentes personas a las que tratamos en grupo; si nos movemos en ámbitos políticos luchando por mejorar el Estado de Bienestar o si somos Trabajadores/as Sociales de Justicia y presentamos informes sociales periciales en juicios; entre otros.

Las charlas, conferencias y exposiciones están muy presentes en nuestro día a día; también tenemos ideas que se nos ocurren y queremos proponer pero, para ello, necesitamos persuadir a los/as demás sobre esta. Yo, que he comenzado a enfrentarme a este “miedo” no hace mucho y que, además, estoy formándome en ello, te puedo dar los siguientes consejos que he aprendido:

  • Ir al grano: que quede claro de qué va el asunto y que todo lo que digas ayude a alcanzar tu objetivo.
  • Ser breve: utiliza poco tiempo, divide el contenido, usa frases cortas y sencillas.
  • Ofrecer un beneficio claro: sé explícito/a al explicar qué ganará la otra persona al escucharte.
  • Dirigir la atención hacia tu cara y mira a los ojos de tu público. Mira a los ojos de forma individualizada.
  • Hablar como si lo hicieras con un amigo/a
  • Ayudar a que sigan tu mensaje; debes hacer pausas, dar énfasis a las palabras y frases importantes, resumir al terminar… debes saber conectar con el público.
  • Cambiar el foco de atención: es importante dejar de estar pendientes de nuestros nervios y céntrate en el público y sus necesidades.
  • Aprovechar las neurones espejo: sonreír, estar alegre y entusiasmado/a… lo mejor es trasmitir buen royo.

En definitiva, hablar en público es un arte que es aconsejable que desarrollemos; todo se aprende y supera solo hace faltar enfrentarse a ello y practicar.

Foto: cambridge

¿ME SIGUES EN INSTAGRAM?

You may also like...