Prohibido hablar de la homosexualidad en Rusia

homosexualidad

A mi el tema de la homosexualidad me llama mucho la atención. Que se le nieguen sus derechos a una persona sólo por haber elegido a alguien de su mismo sexo para pasar el resto de su vida, es algo que no llego a comprender. A partir de hoy, los que hablen de la homosexualidad en Rusia serán castigados por la Ley.

¿Por qué se sigue discriminando, en el siglo XXI, a este colectivo?

Prohibido hablar de la homosexualidad en Rusia

Ya os hablé hace tiempo del documental “la caza al homosexual desde el odio religioso”  donde os contaba que, en Uganda, era ilegal ser homosexual y se les perseguía. Incluso, intentaron aprobar una Ley que los juzgara y pudieran ir a prisión. Recientemente hemos conocido que, en Rusia, se ha aprobado casi por unanimidad un ley que prohíbe hablar sobre homosexualidad.

La Duma rusa acaba de aprobar casi por unanimidad (436 votos en una cámara de 450 diputados) la ley que permitirá sancionar la información sobre “relaciones sexuales no tradicionales”, es decir, no se podrá dirigir a menores informaciones sobre la homosexualidad. Ante esto, los homosexuales se han manifestado y, como era de esperar, han sido perseguidos y golpeados por representantes de grupos ortodoxos radicales.

La nueva legislación permitirá sancionar a quienes difundan información para formar en los menores “orientaciones sexuales no tradicionales”, o para “presentar como atractivas las relaciones sexuales no tradicionales”. También podrán ser sancionados quienes se dediquen a difundir “la idea de que las orientaciones sexuales tradicionales y no tradicionales tienen igual valor social” y quienes “impongan información sobre las relaciones sexuales no tradicionales que provoque el interés por esas relaciones”. Estas multas irán desde los 100 euros hasta los 1000 euros o más. En el caso de que los infractores sean extranjeros, además de las correspondientes multas en metálico, se estipula la inmediata deportación o 15 días de arresto administrativo, tras lo que se procedería a su expulsión del país.

 

Además, el término “homosexualidad” ha sido sustituido por un concepto más amplio y más vago justamente para no hacer propaganda del mismo.También se ha aprobado la ley (que entrará en vigor el 1 de julio) que endurece castigos contra los que ofendan los sentimientos religiosos. Los castigos serán de hasta cinco años de cárcel y multas de más de 4.000 euros para los que ofendan sentimientos religiosos.

Me despido con la siguiente frase… ¿Qué os importa lo que cada uno haga en su casa?

Fuente: la razón

¿ME SIGUES EN INSTAGRAM?

You may also like...